Saltar al contenido.

RD exige al Estado velar por la protección de mujeres y niñas afganas

DECLARACIÓN PÚBLICA DE RD ANTE
LA CRISIS EN AFGANISTÁN

Con preocupación vemos, junto al resto del mundo, las imágenes de hombres y mujeres intentando escapar de Afganistán ante la llegada de fuerzas talibanes a la capital, completando su campaña de reconquista del poder ante el retiro de las tropas de los Estados Unidos y de la OTAN.


Afganistán ha estado en guerra desde fines de los años ‘70, asistiendo a intervenciones soviéticas, estadounidenses, de países limítrofes y de la OTAN. En todos estos conflictos bélicos, las mujeres, niños, niñas y adolescentes y la sociedad civil han sido los más afectados. Particularmente, ante el ascenso de un integrismo religioso que hace de la misoginia una ideología y una forma de gobernar.


Los 20 años de la intervención de la OTAN, cuya legalidad y legitimidad son dudosas, terminan con un país en que las mujeres y las niñas sufrirán impactos diferenciados y desproporcionados: un aumento en la violencia, persecución y una erradicación de sus derechos a la educación, a la participación en la vida pública, y a su autonomía física y económica, entre otros.


Como partido político feminista, denunciamos esta situación y exigimos a la comunidad internacional, y a nuestro gobierno, que tome todas las medidas posibles para apoyar a las personas que serán perseguidas y condenar la grave situación que sufrirán, particularmente, las mujeres y niñas.


En ese sentido invitamos a las autoridades chilenas y latinoamericanas, a tomar las siguientes acciones:


1) Abrir las fronteras a todas las personas que se han visto afectadas en sus derechos, particularmente a personas defensoras de derechos humanos, mujeres y niñas y ofrecerles asilo político. Esta tarea se debe llevar a cabo de manera urgente y en un trabajo conjunto con la ACNUR, los diferentes gobiernos, incluyendo la Unión Europea, y con las organizaciones de la sociedad civil para asegurarse de que existan las condiciones apropiadas para recibir a estas personas refugiadas.


2) Solicitar a las organizaciones multilaterales del sistema de las Naciones Unidas una vigilancia constante acerca de la situación de derechos de las mujeres, y de derechos humanos, en Afganistán e instar a que el nuevo gobierno de Afganistán respete las libertades y derechos fundamentales establecidos en los tratados internacionales de derechos humanos.


3) Priorizar la acción internacional de Chile, y de los países latinoamericanos, en las agendas multilaterales de Mujeres, Paz y Seguridad (resolución 1325), el mandato de la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre Violencia contra las Mujeres y el Grupo de Trabajo sobre Violencia contra las Mujeres, para contribuir así a la construcción de una paz duradera y con justicia de género en Afganistán, y otros países en conflicto, en una perspectiva de mediano y largo plazo.

Accede al documento aquí: Declaración Pública de RD p…