Saltar al contenido.

Frente Amplio y Chile Digno apuestan por la unidad para ser alternativa presidencial

Luego del triunfo de Gabriel Boric, los partidos agrupados en Apruebo Dignidad (PC incluido) buscan puntos en común para potenciar a su abanderado y captar el voto de los sectores más decepcionados por el sistema.

En política las señales deben ser claras, contundentes y en el tiempo que corresponden. No han sido pocas las ocasiones que candidatos y candidatas pierden elecciones cuando esas señales se dan fuera de tiempo y forma.

Por eso los partidos políticos que son parte del pacto Apruebo Dignidad, que el domingo eligieron a Gabriel Boric como su candidato presidencial, quisieron dar esa señal de unidad apenas se conocieron los resultados. De esta manera, tanto el Frente Amplio como Chile Digno, Verde y Soberano, que conforman el Partido Comunista y otras fuerzas, se reunieron el domingo por la noche en todo el país, también en Coyhaique, donde compartieron en el Paseo Horn, mientras que este lunes organizaron un punto de prensa en el Centro Cultural Coyhaique.

Los ánimos estaban más distendidos y el PC asimilando la derrota de su carta presidencial, pero proyectando desde ya la misión encomendada por el candidato perdedor, Daniel Jadue: «que la izquierda gobierne Chile de verdad». Desde el PC aseguran que no es un “partido solamente electoral” y que apuestan por procesos históricos de largo plazo, situación que no siempre es bien entendida por sus contendores y aliados.

“Tenemos un trabajo y despliegue territorial tremendo como Frente Amplio, la nivelación de estudios con fines laborales Amanda Labarca, que es un trabajo constante y con responsabilidad y las elecciones dieron esos resultados”, señaló Catalina Parra, vicepresidenta de Convergencia Social. Consultada por el amplio despliegue territorial y comunicacional de Daniel Jadue que no se tradujo en el triunfo de la carta PC, Parra explicó que “las personas que no tenían en esta elección candidato votaron por Gabriel Boric, porque la extrema izquierda iba a votar por Jadue, pero se sumaron para votar y sumar a nuestro candidato”.

Puntos de unión

Dejó claro que “estamos disponibles para trabajar” y que el pueblo quiere “la candidatura de un gobierno popular que debe crecer hacia la ciudadanía. Es la unidad del pueblo la que permitirá trabajar en sintonía para conseguir estos desafíos que la gente demanda. Más de 30 años de neoliberalismo, la gente ha dicho basta. El Partido Comunista, las fuerzas de Chile Digno y chilenos y chilenas van apostar por este camino y cambio de eje, con unidad del pueblo”, afirmó el ex candidato a la Convención Constitucional.

“Consideramos que nuestra votación como Apruebo Dignidad fue notable, superamos a la derecha y en la región también fue una muy buena votación. Y los votos exceden a los militantes tanto al Partido Comunista como Revolución Democrática y Convergencia Social en la región, por lo tanto, hay muchos independientes que votaron por nuestros candidatos y esa es una señal de humildad, donde debemos reconocer que va más allá del trabajo que hicieron los comandos. En todas las comunas el comando de Boric no estuvo presente, sí el Partido Comunista y tenemos que entender el mensaje de los independientes sin partido político y que mira a nuestros candidatos como alternativa real de cambio”, aseveró Rodrigo Araya, consejero regional de Revolución Democrática, intentando explicar la diferencia de más de 360.000 votos entre ambos, cuestión que ninguna encuesta fue capaz de prever. 

Ahora se busca consolidar el programa de Gobierno entre las dos propuestas, que desde lo teórico tienen escasas diferencias, por lo que la derecha dura afila sus colmillos desde lo comunicacional contra la figura de Boric, pensando en la irrelevancia política alcanzada en las últimas tres elecciones. “Tenemos que trabajar el mundo independiente, las organizaciones sociales, personas organizadas en los territorios y también los que no están organizados, que son independientes pero que visualizan esta necesidad de cambio. Ese es el desafío, cómo llegamos. Estas elecciones nos mostraron que el valor de las redes sociales y los medios de comunicación sigue siendo trascendental”, apuntó Rodrigo Araya.

Por último, el también médico precisó que “es difícil clasificar a la gente de izquierda o derecha, hay gente que tiene un pensamiento político muy de la izquierda y hay quienes son pragmáticas y que los procesos de cambio que enarbolamos como la igualdad social, feminismo, principios ecológicos y terminar con el modelo neoliberal, es trascendental y a eso debemos apuntar”.